El movimiento Offbeat y las películas de Michael Haneke

La estela del movimiento Offbeat despega con fuerza. El primer libro de Tony O'Neill, exheroinomano y autor de 4 novelas, ha sido traducido al castellano. Por el módico precio de 15€ podemos adentrarnos en esta nueva generación de workers al límite que van camino de sepultar el enquilsado panorama literario actual. Recordad que las páginas en blanco que hay al final del libro pueden ser usadas como papel de fumar en caso de urgente necesidad, por ejemplo si decidís cruzar el Himalaya y estáis dentro de la tienda Decathlon que se monta sola y os entran ganas de fumar marihuana para morir lo más plácidamente posible debido a los 30º bajo cero.

En otro orden de cosas, ayer visioné Benny's Vídeo (1992) de Haneke. Un adolescente mata a una niña que acaba de conocer con una pistola para matar cerdos. No avanzo más para aquellos que deseen verla. Es agradable verla comiendo una pizza 7 quesos. Compré un pack de 3 películas suyas en París. Rozando el hundimiento irreversible de las vidas de los protagonistas, Haneke goza husmeando en los deshechos de nuestra sociedad para estudiar el comportamiento de las personas que hacen cosas terribles inducidas por un extraño sentimiento de presión y curiosidad malévola, paradójicamente inocente.

Regresemos a la supuesta Generación Offbeat. ¿No mola decir que uno se apunta a este movimiento?. En realidad, es una gran gilipollez plantearse qué hay que hacer o escribir para ser tildado como tal, con lo que la idea es seguir produciendo e intentar acercarse a aquellos que comparten similares inquietudes, sean offbeats o abuelas en silla de ruedas que comen las bolitas de carne de perro porque son más baratas. Obviamente, es importante evitar las mujeres que padecen sobrepeso. No es por nada en especial, bueno sí, corremos el riesgo de encontrarnos con escotes que podrían ocultar una pelota de baloncesto.

Vayamos por dónde vayamos, granjear un estilo y una voluntad unívoca y focalizar los esfuerzos en un objetivo concreto es una de las claves para alcanzar cierto grado de expresión con sentido para con uno mismo. Haneke alcanza su propia expresión ahondando en la naturaleza descarriada de gente que, ante todo, puede tildarse de corriente. En Funny Games, heredera directa de La naranja mecánica, dos jóvenes supuestamente acaudalados van de casa en casa maltratando hasta niveles insospechados a familias enteras. ¿Cual es el motivo?, la respuesta reside en la incomodidad y desasosiego de la respuesta: no hay un motivo concreto... No se trata de maltratos de padres en la infancia, de estar en el paro, de ser extremista radical sino más bien de desconcierto, soledad, falta de comunicación, vulnerabilidad.

La violencia es para Haneke lo que la droga para Tony O'Neill. La famosa vía expiatoria con sus temibles consecuencias. Por un lado, la justicia y por el otro la autodestrucción. Lo más interesante es que los dos puntos pueden entrecruzarse y formar un explosivo contundente y abrasador.
Con la invasión de la cultura light y liofilizada, repleta de series de televisión "espectaculares" y de libros "de culto" y de "noche de los museos" es complicado hallar un nicho en el que meterse y respirar algo de realidad extrema. Cuidado: ¿nos encontramos de nuevo buscando el lema de la cultura light "haz parapente y vive la experiencia más impresionante de tu vida"?. Quizá sea difícil, por no decir imposible, escapar a la presión culturizante que azota los medios de comunicación, pero, sin duda, acercarse a experiencias tabúes y mal vistas (inherentes al ser humano aunque sea de mal gusto reconocerlo) ayuda a contextualizar el papel del ser humano en el mundo, muchas veces a contracorriente de lo que debería ser.

Una buena dosis de Haneke y Tony O'Neill es un combinado ideal que pone el hombre occidental como enemigo de sí mismo, dejando "el cambio climático, el terrorismo internacional, la escasez del petróleo y la crisis económica" en segundo plano, prisionera en las páginas de "La sociedad del espectáculo", de nuestro querido profeta Guy Debord.

Vanity Dust
Agosto '09

http://feeds.feedburner.com/PuraVanidad-VanityDust
BlogVanity Dust