El mejor community manager del mundo

mad-men.jpg

Poeta, publicista, hipster y melómano. Este es el perfil adecuado según un estudio de KrisUrka Associates para convertirte en el mejor community manager de la historia. Antes de que se joda el mundo y el community manager se convierta en el tribu manager. Y haga de sus fans los que cocinan animales con radiación nuclear y hortalizas de plástico.

La persona ejemplar que logró 10.000.000 de fans -más que la población del planeta, cosa curiosa- en 15 días es Patrick Delayone, al que llamaremos Patricio.

1. Sus lecturas:

Se acuesta leyendo Wired y se levanta repasando el Bukowski más trash. Con el desayuno releía el Cahiers du Cinema y comía con el Financial Times. Llamaba a Richie Hawtin por la tarde y cenaba siempre con publicistas y galeristas de arte. Lee siempre la revista literaria Quimera, a la que está suscrito de manera fraudulenta.
Consejo 1: Nunca sabes lo que vas a comunicar, así que cuanto más background de todo tengas más cosas podrás vender y hacer que la gente se las CREA. Teoría de la retórica al extremo, vivan los sofistas. No importa lo que comunicas, sino cómo comunicas. Las series son muy importantes para Patricio: Mad Men, The Wire, The Office. De ahí se nutre para comprender la estética de los diversos submundos que muestran la realidad contemporánea de diferentes targets.

2. Su arte:

Patricio lee 10 haikus al día. Forma parte de haikusforlife.net, una comunidad privada a la que solo acceden monjes Zen y gente acaudalada del mundo de la comunicación. ¿Por qué el Haiku? Porque dice muchas cosas en pocas palabras (5 sílabas, 7 y 5). Te puede hablar de la vida, de la muerte, de la naturaleza y de la felicidad. Justo lo que necesitamos vender.

También se obliga a producir guiones extensos para películas, que luego trata de resumir en una línea. De hecho, logró reducir el argumento de El Quijote en una línea, y ello le valió el Premio Sagacidad de Twitter, otorgado por la revista n+2 americana.

Le gusta la fotografía, y sus contactos en el mundo le permiten tener el muro más atractivo de la competencia. Fotos a contraluz, destellos de la marca, todo muy viral, seductor. Tus imágenes deben prometer, la referencialidad de la marca debe estar en un contexto, nada de que ocupe el 100% de la atención. "Sed sutiles", afirma Patricio cuando habla del tema.

3. Su vocación

Adicción a las redes. Pero no para pasar el tiempo como el común de los mortales. Cada tweet que lee de las 10.000 personas que sigue (cuidadosamente seleccionadas) en Twitter es un monumento de 140 carácteres que cataliza su creatividad. Saatchi, Paul Arden, son sus referencias comunicativas. Tiene un planning. Lee unos 2.500 tweets al dia, 100 blogs, revisa 50 muros de varias marcas y personalidades. Hace un esquema en Excel. "Interesante", "Innovador", y un seguido de patrones que luego explota en su próxima jornada de trabajo.

4. Su savoir faire

Responde siempre a todo lo que le responden sus seguidores. Y siempre responde dejando entrever una incógnita para que le vuelvan a preguntar. Un buen adicto a las redes genera más adictos a sus productos.

Tuve la ocasión de conocerle en un cóctel en el pub Milano de Barcelona cuando vino a dar unas conferencias. Nos metimos unas rayas de coca en el baño. Comunicación nasal, le llamamos.

Este es su Facebook

http://feeds.feedburner.com/PuraVanidad-VanityDust
BlogVanity Dust