El gran sueño de Pancho

COMPETENCIA-DE-GORDOS.jpg

Pancho era virgen. Merece la pena destacar este detalle, con el fin de promover entre vosotros un prejuicio acerca de su aspecto físico y su carácter. A sus 29 años, no había conseguido ningún chochete, ni tan siquiera ese día en que una amiga suya cayó borracha en el suelo de su habitación en una fiesta de Halloween. Ese día eyaculó en los pantalones cuando estaba intentando subirle la camiseta para tocarle los pechos.
Su psicóloga, que estaba hasta las narices de aguantar un gordo- sí, era tremendamente gordo, tímido, garrulo y feo- que le contaba sus miserias acerca de lo desapercibido que pasaba en la vida de los demás, le recomendó que abriera un blog, a forma de reto para refundar su vida.
Cuando lo consultó con una mujer del tarot posmoderna que estaba cada día con sus cartas sentada en una caja de cartón en una calle poco transitada del centro de la ciudad, le dijo que veía en él una ilustre posibilidad de hacerse famoso y superar sus traumas físicos. Después de tal reflexión, Pancho puso a trabajar sus 4 neuronas a pleno rendimiento y se le ocurrió abrir un blog con el fin de contarle a medio mundo que estaba dispuesto a perder 61 kilos.
Cuando, tomando unas bravas y una cerveza, comentó la brillante idea a sus amigos- los 3 amigos que siempre estaban con él porque Pancho tenía la Playstation3 y ellos no- hicieron lo imposible por no reírse en su cara, como pellizcarse los huevos o pincharse la pierna con el tenedor.
Pancho se puso manos a la obra y en dos días tenía un blog llamado panchopierdepeso.wordpress.com. Se podían encontrar algunas fotos suyas, en bañador. Al cabo de una semana había recibido 50 visitas. Lo que no sabía es que sus propias visitas también contaban, con lo que en realidad tenía 3 visitas de otra gente. Los 3 amigos. Los administradores y censuradores de la plataforma de hosting banearon la página debido al obsceno contenido. Una página de una chica en bikini da buena imagen, la de un gordo, no. Pancho se quedó completamente desorientado, ya que tenía preparada su actualización suprema, informando que había perdido 2 kilos, gracias a su dieta mejorada.
Completamente hundido y desanimado, se lanzó desde su 5 piso por la ventana. El cuerpo fue tomando velocidad y cayó encima de un coche rojo, un seat Ibiza del 97. Al caer, atravesó el techo metálico y se empotró contra el asiento delantero. Su barriga impactó con el apoyacabezas y reventó por los dos costados del estómago. Una cantidad de mierda por digerir más algunos órganos difíciles de denominar fueron expelidos en todas direcciones, vaciando el contenido de su enorme panza. Antes de morir, Pancho, en su último momento de cordura a lo Don Quijote, pensó para si mismo:

"Por lo menos moriré sin barriga, he cumplido mi gran sueño"

Acto seguido rectificó:

" Mierda, no es verdad, mi gran sueño era perder peso para follar".

Luego murió.

http://feeds.feedburner.com/PuraVanidad-VanityDust
BlogVanity Dust