El glamour de los premios

El Placer de cortar me otorga un premio llamado ilusión, de esos que van rulando por la blogosfera y que hacen que todos, tarde o temprano, acabemos con un maravilloso reconocimiento amateur a nuestra dedicación y pasión.
Ante tal reconocimiento, que viene no por Vanity Dust si no por Vanity Dice, paso a escribir el discurso de recogida del premio:

Ustedes saben que mi labor como fotógrafo no es un mero recopilatorio de fotos acumuladas en el disco duro externo, junto a mi colección privada de tangas de Xulikash19 y vídeos de monstercocks. No, mi labor como recolector de momentos, ¡oh sí!, momentos, ¿no encuentran maravilloso llamar a una fotografía un momento?. Es distinto de las rayas, que te las metes en un momento, ¡pero el efecto te dura un buen rato! (risas y vitoreos entre el público). Perdonen mi desvarío, como maniaco-depresivo suelo despistarme por la fuerte medicación que tomo (un ohhh entre los asistentes). Como decía, mi labor como cazador de momentos contribuye a desarrollar mi compleja y ecléctica formación artística y supone, sin lugar a duda, un espacio que valoro y cuido como si fuera mi Tamagochi (algunos asistentes se levantan y se van). ¡Eh!, no se vayan, ¡ahora vienen las putillas! (los asistentes que se iban se vuelven a sentar, FAG entre ellos).
Así pues, me llena de satisfacción recibir un premio llamado ilusión que significa la gracia que me ayuda a salir a la calle en busca de vagabundos durmiendo en cajeros y locales que cierran por culpa de la crisis. Estoy preparando un especial sobre todo ello.

¡Gracias a todos! (eructo de satisfacción y me desplomo por culpa de la media botella de Vodka ingerida en el backstage justo antes de salir). ¡Que entren las nenas!.

http://feeds.feedburner.com/PuraVanidad-VanityDust
BlogVanity Dust