El Discurso de Vanity, 2011, last xxxx ROUND

Celebro el fin de 2011 sin hacer ninguna lista de libros, carteles publicitarios, mejores dealers (aunque ellos se lo merecen), sobredosis más sonadas (aunque Amy se lo merece), post relevantes (ninguno se lo merece, salvo aquel inexistente en el que hablaba del secreto de las bravas de Petán Adrià).

Lo celebro viendo el mar desde un bello paraje, una ciudad que nunca llegará a nada pero que tampoco lo necesita. En la que venden tamagotchis en las jugueterías y hay coches tuneados y gente que todavía cree en ellos. Con gente que prepara su propia comida y tiene Orange como ADSL.

Hace algo de viento pero hoy ha sido bonito el sol, las gafas de sol Ray-Ban WayFucker, y hacer un sinpa de 10 cañas a las 2 del mediodía.

Y ahora... ¡Chupémonos las pollazas!

A todos los que seguís pasando por aquí, preocupados por mi salud física y mental, a los que os gusta leer que siempre se puede tocar más fondo, a los que sueñan con que Vanity se convierta, al fin, en un blog de autoayuda, a los analfabetos que miran las fotos, a los que entran on fire y de reenganche para pedirme merca, y a mis queridas y dispuestas groupies, a todos y todas, gracias, MUY sinceras. No me olvido de todos los compañeros de batallas, especialmente las suecas y los viajes intensos por aquí, y por allá.

No puedo hacer otra cosa, aunque tampoco quiero, que desearos un año lleno de movidas potentes, nuevas tetas de silicona, algún bukkake ocasional y revitalizante, lecturas random, y que no os afecte la crisis: a creer siempre en la economía underground.

Siempre petando, dándolo todo. De eso se trata, un ano más.

Con sincero amor fraternal (salvo con las groupies y los analfabetos), mucho amor y sexo sin amor para este nuevo calendario que se dilata para pervertirlo insaciablemente.

Yours,

VD 31.DEC.2011.

Written drunk from my Fuckphone.

http://feeds.feedburner.com/PuraVanidad-VanityDust
BlogVanity Dust