el buen vendedor

¿Cómo conviertes tu vida en algo comestible para los demás?, ¿vale realmente la pena intentarlo?, ¿qué sentido tiene todo ello?. Vayamos por partes; nos encontramos ante la dualidad de escribir para uno mismo escribir para los demás. Siendo políticamente correctos, hay que decir que suele ser una mezcla de ambos motivos. Vanity conserva su anonimato desde el mismo día en que empezó esto, y el verdadero autor solo se muestra en chats de ligue en el que, o pones una foto tuya o pierdes el tiempo. Sí, me gustan estos sitios de ligue en el que hablas con xulikàásh y les dices:

Saludos posmodernos nena, vayamos al grano, ¿consideras que el existencialismo sartriano ha quedado reducido a cenizas con la entrada a la posmodernidad surgida después de la caída del muro de Berlín?, de hecho ¿no está la filosofía en pleno retroceso como guía espiritual que muestra el camino a los desorientados que no quieren caer en el dogmatismo religioso?.

Y ella responde al cabo de media hora algo así como: nene, no ntiendo ná.
Y ahí es donde comentas: bueno, da igual, ¿follamos?

¿hace falta que cuente todo esto?, ¿baso mi supuesta superioridad intelectual en que yo tomo medicación psiquiátrica y no barritas para adelgazar?. Bien, dejaré de hacer preguntas retóricas. Que mi mente precise de tales medicamentos no es más que reconocer que soy un inadaptado, sin otro remedio que el de tomar mierda para adaptarme, para que pueda ser "normal", signifique eso lo que signifique. Ser normal es escribir que estás acabado para dejar de estarlo, ser normal es poder estudiar cosas que no te interesan para tener una carrera que te interesa para poder trabajar luego al lado de gente que no te interesa para ganar un salario que te interesa y poder comprar cosas que no te interesan. El neoartista juega con la espontaneidad, con la prisa, con el tiempo en contra. Escribir de este modo es, quizá, naufragar en pos de lo superficial y de lo fácil. Es obvio que se pueden preparar textos y fotografías y demás con mucho más tiempo, calma y dedicación. Pero si lo haces quizá sea mejor publicarlo, poner tu nombre de verdad y vender la edición a los amigos cuando se han drogado y te dirían que sí a cualquier cosa.
-¿me compras el libro?
-¿qué?
-¿me compras el libro?
-¿te queda coca?
-si.
-¿me compras el libro?
-si.

A las chicas también se las puede seducir de este modo.

-¿follamos?
-no
¿me compras el libro?
-¿me dejarás en paz?
-si
¿me compras el libro?
-si

Eso es ser un buen vendedor, de este modo puedes vender también alfombras, pulseras hechas a mano con el hilo del salchichón y pintadas con rotulador.

Por eso sólo he vendido 4 ejemplares de Vanidad Contemporánea.

http://feeds.feedburner.com/PuraVanidad-VanityDust
BlogVanity Dust