e-Book: manipulación, marketing e intereses

El e-Book se presenta ante el mundo como el gran artilugio que revolucionará la lectura. El e-Book nace con la clara pretensión de desterrar el obsoleto formato papel, ya que ofrece una infinidad de nuevas funciones que dejan atrás la oxidada tradición lectora.
Estos tres postulados circulan por centenares de artículos y notícias en la mayoría de los grandes medios de nuestro país y del mundo.

Los periodistas caen rendidos ante el gran invento, a saber, una pantalla más en nuestra vida. Es normal que reciban el producto con buenos ojos. A los periodistas, si hay que convcencerles, la mejor opción es "ofrecer" a la redacción un buen puñado de e-Books para que milagrosamente cambien de parecer.
Tenemos, en primer lugar, un séquito de periodistas que ya poseen un e-Book gratis con la inocente pretensión de estudiarlo mejor y explicar a los lectores su opinión.
En segundo lugar, el e-Book se suma a las pantallas de televisión, móvil, iPod, ordenador y GPS entre otras. Una pantalla más en nuestra vida. ¿bonito, verdad?. Me pregunto cuando decidimos tecnificar nuestra vida y cuando nos la tecnifican sin contar con nosotros.

En tercer lugar, regresemos a la "revolución" lectora. Una revolución implica un cambio de paradigma. La telefonía móvil permitió desvincular el lugar de la llamada. ¿acaso un e-book nos aporta algo parecido?. Leer es recorrer con los ojos una línea de letras, el núcleo esencial es el mismo con o sin e-Book, ¿dónde está la novedad?.

Cuarto lugar, las NOVEDADES: miles de libros almacenados, portabilidad, menor precio, posibles finales para el mismo libro...

Los periodistas aguantan con pinzas todo este abanico de novedades, cuando en realidad no son más que funcionalidades de discutible mejoría.

1. ¿para qué necesito 40 libros en un e-book si solo leo uno a la vez?. Equiparar el e-book con el mp3 es absurdo,¿ acaso necesitamos una lista aleatoria de reproducción para los libros?
2. La batería dura un mes, ¿es eso una mejora respecto a la batería ilimitada del libro de papel?
3. Si queremos subrayar o marcar una página, ¿debemos apretar una combinación de 4 botones para lograrlo?
4. ¿Quedará el e-Book obsoleto cada 4 años y habrá que gastar 350€ cada vez?. 350€ equivalen a 35 libros de bolsillo de 10€. Aunque sea más barato, ¿leeré 35 libros en 3 años?.
5. El libro se mancha, el e-Book se estropea. El libro que nos acompaña durante el dían recibe golpes, se desgasta al dejarlo en las mesas, etc. Ahora se deberá comprar una nueva funda.
Una para el móvil, otra para el iPod y una más para el e-Book. ¿si se rompe el e-Book tengo que gastarme otros 300€?.
6.Un e-Book es un objeto para leer que tecnifica un acto tan sencillo como la lectura. La lectura es uno de los actos más sencillos e independientes que necesitamos. Ni cables, ni electricidad.
Si tiene más funciones, Internet, música, email, ¿durará tanto la batería? No será entonces un iPhone grande o un portátil pequeño?
7. El e-Book permite cortar menos árboles. ¿acaso no hacen falta industrias gigantes en China para fabricar los e-Books.? ¿no genera esta producción más dependencia energética?
8. ¿los autores nos firmarán el e-Book con un lápiz táctil?
9. ¿venderemos nuestra biblioteca para llenarla de USB?

Señores periodistas, no niego que el e-Book aporte nuevas mejoras a la experiencia lectora, pero su idolatría hacia el producto es realmente sospechosa. Entiendo que la mayoría de grupos editoriales estén metidos en este intento de boom comercial pero, aunque les hayan regalado uno, sean más profesionales y valoren con ojos más críticos la moto que les están vendiendo.

Para los que escribimos en blogs ya nos bastan los ordenadores.

Para leer, en mi caso, e-Book no, gracias

http://feeds.feedburner.com/PuraVanidad-VanityDust
BlogVanity Dust