Cómo toca F(h)ondo un joven inversor de vacaciones y cómo ello llena un post vacío / Paris Set LAST Week /

dark-room.jpg
¡Joven inversor de vacaciones!

-Mi antiguo compañero de piso, comenta
Jean, ese tío sí que vraiment touchait le fond.

Viajamos los dos en el metro línea 5 dirección Bobigny y una chica de 13 años no para de mirarnos.
Pocas veces he visto algo tan jodido, de verdad, Jean juguetea con su iPhone mientras sigue contándome las miserias de este chico excepcional (recordemos que excepcional también puede usarse como connotación negativa o, si más no, admirativa en modo negativo. Llamémosle también fascinación perversa):
Estuvo en París dos meses, de vacaciones. Llegó y se encerró en la habitación. El tipo estaba despierto hasta las 8 de la mañana, cada día, chaque jour
-Hasta aquí todo bien-constato.
-Después, dormía de 8 a.m hasta las 7 de la tarde. Unas 11-12 horas. Se levantaba y atardecía. Yo regresaba del curro y el salía de la habitación en pijama, con la barba, rascándose los huevos y a preparar unos cereales.
-Eso se pone interesante.
-En su habitación, veía pelis como "3 little Ninjas and the lost treasure, Catwoman, The love Guru, The sweetiest thing y series como Desperate women o Friends.
-¿No salía de casa? Lo de Friends es realmente preocupante...
-No, el tipo estaba "de vacaciones". Me pagaba más dinero a mí para que le fuera a comprar las cosas. Pizza, nuggets, ketchup, mostaza, cereales de chocolate, cerveza, coca-cola. Cuando se marchó, sacó de la habitación un par de bolsas de basura. Me pagó para que las fuera a tirar, no pesaban nada. Pero eran gigantes. Papel de water. 
-Ya. Bueno, no es una gran historia, pero creo que puedo sacar un post de ello. Te agradezco el detalle.
-Por cierto, este tipo, ¿qué coño hacía el resto del año?
-Trabajaba en Nueva York, en el sector financiero.
-OK, recibido. Un tío en modo 1990 pero desubicado, vaya, sin el valor de Pat Bateman, por ejemplo, o las altas ambiciones de consumo y actividades "de clase alta" tales como golf, restaurantes caros, follar putas, comprar jardines zen.
-Exacto, tú lo has dicho.
-Procuro relacionarme con el personaje, darle algo de forma. Imagino que no era gordo, tampoco muy feo. Sino, como diría Houellebecq, formaba parte de "la talla mediana que habita en el mundo", los que oscilan entre el 4 y el 6, con el añadido de haber perdido cierta vinculación con el mundo exterior, con lo que supuestamente debería hacer un tipo con sus características estando de vacaciones.
-Correcto.
-Me sería fácil darle algunas pinceladas literarias a este tipo para convertirlo en algo realmente esperpéntico. Por ejemplo, participa en una secta y es el inventor de Second Life. O que le gusta eyacular por la ventana. O meter la polla en el enchufe como modo de agrandarse el prepucio. Pero la verdad es que lo que me has contado, así, a secas, tal cual, en frío, también causa una especie de controvertido sentimiento de vacío, miedo y repulisón  espontáneas que no quiero pervertir, dejaré intacta su modo de vivir vacacional, a pelo- VACÍO: expresión que liga en casi cualquier contexto gracias a que fue vulgarizada por completo por un fontanero a mitad de los setenta, como bien dice Fernández Porta en €rO$, gracias name dropping-.


La chica de 13 años se toca las coletas.



http://feeds.feedburner.com/PuraVanidad-VanityDust
BlogVanity Dust