Beba Mamajuana. Lea Mamajuana. Sea Mamajuana

Ha sido un camino lleno de espinas y cubatas y contactos y sudores y fiestas camufladas. Y muchas lecturas y algunos brainstorming dislocados y noches sin dormir. Este ha sido, por lo que me cuentan fuentes poco rigurosas, el making off de la nueva revista Mamajuana. Y este es su logo:

La idea del proyecto es clara, directa y sencilla. Paul Arden, publicista muerto, lo tenía claro: un buen proyecto debe poder resumirse en una frase. En el caso de Mamajuana, es la siguiente: juntar en una plataforma multidisciplinar a muchos de los críticos, escritores, ilustradores, adictos a los videojuegos y entes talentosos en general, nacidos en esta especie de resaca post babyboom de los 80 y principios de los 90, en un entorno digital diseñado para el consumo cultural (mierda, la frase me ha salido más larga de lo previsto). Hay tres temas clave en esta frase.

1. Multidisciplinar.
2. 80 y 90.
3. Digital.

1. Multidisciplinar. Porque jugar a los videojuegos ya no significa ser un pajero o un alienado o un inadaptado social. En realidad, nunca lo ha sido, pero ya es hora de elevar el videojueguismo a la categoría que se merece.Al mismo nivel que otro tipo de artes. Y la narrativa merece estar al lado del cómic, y el cómic al lado de los relatos cortos inéditos publicados en Mamajuana. Este festival transversal es uno de los ejes de la publicación. Un chapeau de los grandes.
2. 80 y 90. La generación sin esperanza, en la cuneta del desarrollo y del empleo. Jodidos hasta las trancas y con la factura del móvil por las nubes. Fans del botellón y felices como un emoticono. Puede ser, pero también caben otras movidas. Y Mamajuana apuesta por ello, y también por todos aquellos bloggers obsesivocompulsivos que llevan años dándo de comer a los buscadores y a los lectores cansados de tanta memez mediática e institucional (izada).
3. Digital. El papel mola, se puede fumar y tocar y lamer y sirve para muchas cosas. Como para leer. Pero las pantallas son ya inevitables, su difusión es infinita y su maleabilidad no conoce límites. Y Mamajuana lo sabe, y por la filosofía de la revista, no podía ser de otro modo. Contenidos actualizados regularmente, sin previo aviso.

Estas y otras bellas razones hacen de esta inicativa algo que merece ser comentado, seguido y leído. Aquí tenemos su presentación: About

Mi obsesión por lo hipster ahí sigue, y esto es lo que pienso de "¿Qué fue 'lo hipster'?", editado por Alpha Decay este mismo año (antes del Sónar y del Primavera Sound).

www.mamajuanadigital.com

http://feeds.feedburner.com/PuraVanidad-VanityDust
BlogVanity Dust