Based on real fakes

Todo es derivable. Hasta las cosas más impensables. Puedes derivar unas nalgas hasta que puedas deslizarte casi perpendicularmente sobre ellas. Una bolsa del super cargada de congelados para azotar mejillas repletas de arena. Puedes derivar cuentas que rebosan corrupción y convertirlas en piscinas o campos de golf. Puedes derivar amantes a tus vecinos. Puedes derivar cigarros hacia parajes en los que cae la tarde y no hace frío. Puedes derivar a tus enemigos al cementerio más lejano. Puedes bailar la conga y derivar en un moonwalk aleatorio.
Puedes derivar la tipografía hasta hacerla invisible.
El tiempo que usas en hacer cosas preciosas puedes derivarlo en cavar vertederos. 
Tus lamentaciones pueden derivar en oleadas de odio justificado. 
Debes derivar sin irte por derroteros. Directo al grano, sin ornamentos ni armas de doble filo.
Puedes lanzarte al vacío y derivar en un vuelo lisérgico. Cruzar montañas como quien chupa pezones.
Convertir tu llegada al estudio en una derivada deliciosamente trash.
http://feeds.feedburner.com/PuraVanidad-VanityDust
BlogVanity Dust