Ataraxia Trend, Xosar y una historia de amor

Xosar Meets Ataraxia Crew.
Si pienso en lo que me llevó a pasar junto a Alexis y Raquel el festival MIRA, y a cerrar con la grandiosa deejay Xosar los tres días de jauja, las casualidades se multiplican y se montan una farra épica. Le había perdido el rastro al señor Alexis desde hacía años, concretamente desde el festivalazo Time Warp, para el que escribí mi primera crónica para Vicious, como en 2010. Y me lo encontré, pasados estos años, cerrando el Moog con Ángel Molina en los platos. Charlamos, me presentó a Raquel y luego pasaron varios días hasta que volvimos a encontrarnos. Ya por aquel entonces me comentaba que estaba metido hasta el cuello con un nuevo proyecto que combinaría varias de sus inquietudes, las de él y las de Raquel. Ambos han gestado Ataraxia, un proyecto que tocará desde la moda a las fiestas, pasando por barbacoas simpáticas en cualquier parte del mundo (sugerencia de presentación).
El museo del Louvre se presenta como una víctima ideal para sus partyharders.
Cuando vimos cerrar a Xosar en la sala Lolita de Razzmatazz, Raquel y Alexis estaban hechos un flan, pero de los buenos. Habían traído una gorra de Ataraxia para ella, y querían sacarle una foto. «¡Vamos, que termina, corre Raquel!». El ajetreo era parecido al que siempre lía la primera señora que llega a las rebajas de El Corte Inglés. En esas que Alexis, con los nervios, cae en la cuenta de que no tiene una cámara adecuada para inmortalizar el momento, y saqué mi reluciente iPhone para participar del momentazo. Xosar, pese a ser soberbia en los platos, mostró una bestial timidez mientras Raquel posaba junto a la deejay, todo salió bien, aunque con poca luz. Al ver las fotos, vi que Alexis había sacado unas 400, es decir, más que el número de frames tiene una peli de Pixar. Hicimos lo que pudimos para darles luz, y en la cabecera de este post veis el resultado.
Junto a ellos, Raquel y Alexis, he aprendido mucho acerca de nueva música y nuevos referentes y, lo más importante, se ha forjado una nueva amistad renovadora, que pasa de la fiesta al plano de lo personal, en un loop perfecto que ni el mejor Ableton puede gestionar.
Sin duda, aunque sí es cierto que reinan momentos de oscuridad en todos los sentidos, Ataraxia nace con buen pie y un genial directo, acompañada de los mejores sonidos y gestionada por dos personas que bien merecen su propio póster. Queridos, Vanity os desea el futuro más pro posible y promete estar en cada farrote que montéis, aunque me temo que al de Suecua tendré que mandar a algún infiltrado si quiero cubrir la exclusiva.
Su web (en construcción) y su Facebook.
http://feeds.feedburner.com/PuraVanidad-VanityDust
BlogVanity Dust