Arrancan las notas iPhone post viaje a #Berlin

La mierda de editor blogger para iPhone no da para más, pero es necesario. Bastante. No hay mejor manera para escribir las movidas durante un viaje. He comprado turrón Suchard para mi colega que vive en Berlín, 'un delirio de juventud', según me ha escrito. Tiene 35 tacos, y mientras preguntaba a la choni del Caprabo donde leches estaba el turrón, me mandaba fotos de botes de mescalina. Cosas del directo.

Lo dicho, cierran la sala Apolo. Delirante. Es la enésima gota que colma el vaso número 300. Barcelona está en la mierda, y los que aguantamos en ella somos un grupúsculo de enfermos sadomasoquistas sin nada mejor que hacer que poner las nalgas para que la mediocridad nos azote sin descanso.

Lo único que funciona en Barcelona es el restaurante Set Portes y la tienda Apple de Plaça Catalunya. El resto es un decorado nauseabundo que ha sido destruido a base de políticos ineptos incapaces de entender lo que significan los nuevos tiempos, y lo que es una ciudad abierta de verdad, y los riesgos y oportunidades que conlleva.

Barcelona es el gran fail del s. XXI. Es la imposibilidad consumada de que una ciudad pueda adaptarse al vanguardismo social, intelectual y cultural sin hacer el ridículo.

Pero dejémonos de lamentaciones estériles. Mientras quede un dealer honesto en la ciudad, y un par de puticlubs serios, y nuestro amado after y los colegas Gin, Bret, Mike y Patty, y los clientes que necesitamos con Bret para pagar nuestros excesos, y mi compañero de piso, El Filósofo, y más gente y serios pivones, y haya conexión a internet, no todo está perdido.

Y luego, claro está, la terminal 2 para ir a Berlín todo lo posible. Con turrones Suchard bajo el brazo.

#berghain #berlin #epicwin

BlogVanity Dust