Apuntes madrileños: Birthday night con abandono y ataques felinos

Podríamos definirlo como extraño, superlativamente casual o simplemente random pro. Pero no ocurre todos los días que quedes con un colega que hace casi un año que no ves, que no aparezca y acabes sobando en un sofá con un gato, hospedado por una ilustre, bella y buena conversadora que solo conocías en la esfera de lo digital. Además, eres como el invitado inesperado a la fiesta de cumpleaños más íntima que has conocido nunca. Y eso mola, nivel 1 sobre 6 en puntuación del sistema académico alemán. A veces los planes salen solos, como si un manager espabilado se ocupase de organizar tu agenda de espaldas a ti pero le saliese bastante bien.

He dormido 4 horas y creo que me espera un día de puta madre. Ayer fumé mucho y eso es motivo de celebración.
Cambio y sigo. Y gracias, en modo #EpicWin.

(La sombra que parece un monje templario, debido a mi mochila oversized, soy yo).

http://feeds.feedburner.com/PuraVanidad-VanityDust
BlogVanity Dust