Alcohol rehab and nanny services

Es una cuestión de cómo están dispuestas las cosas. Últimamente, encima de la mesa, si el mechero no está colocado en paralelo con el libro The Modern American Novel de Malcom Bradbury, ni con la carga de gas a más de la mitad, no acabo de entrar en el flow para escribir. También me pasa si no escucho 
El amparo postapocalítpico de este músico singular genera la escafandra, el monstercock mental que me permite sentarme en el teclado, y contar cosas como la siguiente:
Este fin de semana todos nos vamos de viaje. Algunos a la puta mierda, otros a la calle y algunos afortunados de putas. En mi caso, nada envidiable pero sí necesario, me largo a las llanuras del interior catalán, a por un proyecto novelístico que acabará bien, básicamente porque no lo escribo yo solo. Soy como un niño, le puedes dejar un juguete caro pero tienes que estar vigilándole todo el rato para que no lo meta en el pompis de su hermana mayor, ya quinceañera, ya con el tanga en su sitio. El individualismo está bien siempre y cuando reconozcas que estás jodido, y que quieres joderla bien con otra gente. Uno no puede, como individuo, elevarse por encima de la gente que toca fondo. Porque tocar fondo, ni que sea como postura estética, es un acto bastante honesto, acorde con la verdadera naturaleza humana. El tocar fondo no es un...
Interrumpe mi post la llamada de Karl, mi fucking manager, como tantas otras veces en las que comienzo a escribir sin saber muy bien qué putas voy a contar.
-Leches, ¿ahora volvemos a lo de tocar fondo, mamón? Qué, jugando al club de la lucha otra vez, ¿no? Pensaba que esta jodida movida la habías dejado en 2009. Y, ahora, en 2012, cuando se supone que ya escribes en blogs que molan y tienes una agenda con algunas chorbas interesantes y tienes vistas en tu casa a un puto descampado de cemento con gente chunga, ahora, tal y como está el panorama en el mundo, que no se van a cumplir los Objetivos del Milenio, ahora, como decía, ¿VUELVES A HABLAR DE LA PATRAÑA DE TOCAR FONDO?
-Hay alguien aquí que no folló ayer, veo, y ese eres tú, claro.
-Aceptaré tu clásico cambio de tema hacia el giro sexual porque no, en efecto, ayer no follé. ¿Y sabes por qué? Porque un capullo llamado Vanity me llamó a las tres de la noche para pedirme droga para mañana y condones, "y rapidito", ¿o no fue así?
-Es bastante probable, suena a algo que suelo hacer. Pero pensaba que ayer había arreglado esto con mis padres, no contigo.
-Entérate ya, Vanity, yo soy la única familia que tienes. Nunca has tenido padres.
-Puede ser, de hecho, nunca lo he pensado detenidamente.
-Tú nunca piensas nada detenidamente- y Karl eructa, creo que sin querer, y continúa como si nada- porque lo único que haces es surfear por la vida como un cretino con muchísimo tiempo que perder y que ha visto en la escritura un filón relativamente entretenido y que no se le da del todo mal.
-Ahora pareces mi psiquiatra cuando dejé de pagarle porque me zumbaba a su secretaria y ella, muy gentil y sumisamente, desviaba la factura hacia la de la luz, o algo así.
-Es que también soy tu puto psiquiatra. Soy tu puto todo.
-¿Eres mi súper-YO?
-No tienes súperyo, tú eres tú puto superyo multiplicado por una clencha en un espejo mágico de un parque de atracciones.
-Bueno, ¿entonces no estoy tocando fondo?
-Como diría Lao Tsé, el fondo es la forma.
-Eso no sé si lo diría Lao Tsé, Karl. Pero alguien lo ha dicho, seguro. ¿Lo miro en Wikipedia? ¿Crees que si busco fondo-forma encuentra algo el metabuscador? Peor, ¿Y si el único idioma que tiene esta entrada está en chino mandarín? Nunca lo sabremos. Quizás ni nuestros hijos, los mediterráneos somos demasiado vagos para estudiar chino.
-Tú no tienes hijos. Ni tendrás hijos.
-Tengo bamboo en casa. Del bueno.
-¿Y cómo sabes que es bueno?
-Porque le meto agua una vez al mes y no se muere. Igual que un buen coche. Le metes gasofa una vez al mes y te olvidas. O la tarifa de internet. O una caja de condones tamaño elephant.
-¿O mis putas llamadas para ponerte en tu sitio, eh, mamón?
-Sí, bueno, tú me llamas algo así como tres veces al mes.
-Porque últimamente estás muy descentrado. Cuando realmente te estabas currando el percal, hacías como 20 posts al mes. Ahora, ni tres. O sea que si te llamo tres veces, las tres putas entradas que haces, imagina lo centradito que estás en tu merca.
-Es que ahora estoy leyendo mucho y estudio un máster, creo que hasta sé nadar.
Karl cuelga. Hacía semanas que no colgaba sin despedirse. Parece bastante cabreado. Siempre le vacilo infinito. Esta vez tiene razón, bastante. Así que preparo la maleta y me largo a la decadencia rural catalana. Renovarse es morir, y morir es petarlo. 
Karl me llama de nuevo.
-Mira, Vanity, esta última frase es pura bazofia autoayuda-tocafondos. Bórrala YA.
-Mejor pongo otra.
Renovarse es imposible. Reciclarse es absurdo. Podrirse es natural. ¿Escribir sobre todo ello? Fenomenal.
http://feeds.feedburner.com/PuraVanidad-VanityDust
BlogVanity Dust